La crisis automotriz sigue y podría empeorar en 2022

Es de conocimiento que la falta de microchips ha resultado en una crisis automotriz mundial, afectando desde los pequeños componentes hasta los softwares de funcionamiento.

En realidad muchos mercados han sido afectados por la pandemia y la falta de microchips, pero según los expertos, esto podría seguir este año. Urban Science, especializada en el área automotriz, asegura que en el 2022 la crisis continuaría.

¿Qué esperar este 2022 en la industria automotriz?

El director latinoamericano de esta empresa, Eric Ramírez, expuso que los efectos de la escasez de semiconductores continuará y se podrían sumar otros efectos. «Creemos que este 2022 habrá crisis de semiconductores y no sólo en chips. Otros componentes se están reacomodando nuevamente. Mañana pueden ser asientos, volantes o materias primas, va a ser de mucha inestabilidad», aseguró el experto.

También comentó que históricamente las fábricas se encuentran con la menor cantidad de stock disponible desde que existe registro. Además señaló que los planes de inversión en plantas de semiconductores en América del Norte serían soluciones a dos años y que no ayudarían con escenario actual.

Cómo se maneja la crisis automotriz en distintas partes del mundo

Para poder combatir esto, las marcas han buscado manera de poder cumplir con la demanda y han optado por enviar autos que aún no están terminados. Los autos serían terminados en las agencias distribuidoras, que instalarían los componentes antes de entregarlos a sus dueños.

En otros continentes, como Asia por ejemplo, las empresas han optado por eliminar los chips de baja tecnología para reducir el uso de los microchips en los autos nuevos.

Jim Farley, director ejecutivo de Ford Motor Co, aseguró que se encuentran en una situación crítica. “En última instancia, si no fabricamos chips con muchas funciones que solo utiliza la industria automotriz, todos nuestros trabajos están en riesgo«

La crisis de microchips en Chile

Chile también se ha visto afectado por la falta de microchips ya que las automotoras no pueden responder a la alta demanda que existe de vehículos. Dependiendo del modelo y de la marca, la demora de entrega puede llegar a ser hasta de un año.

Por eso muchos conductores. han optado por comprar vehículos usados y no tener que esperar meses para conducir su auto, considerando además que este puede llegar con leves diferencias a lo prometido.

Sea que tengas un nuevo auto o el mismo de siempre, en Escapes Mendoza tenemos todo para equiparlo y sacarle el mayor provecho posible.

¡Cotiza hoy tu proyecto!

Deja un comentario