Neumáticos: Así es cómo se fabrican

Los neumáticos son algo esencial para todos quienes conducimos un auto, ya sea particular o de forma profesional. Y así, como un lápiz, quizás no nos hemos detenido a pensar en cómo es su proceso de fabricación. Si tienes curiosidad de cómo se hace un neumático, te invitamos a leer esta nota.

Materiales que componen los neumáticos

Antes del ensamblaje, primero analicemos los materiales que conforman al neumático:

Hule

En primer lugar se encuentra el hule natural, que es el componente principal de la capas de la banda de rodamiento. El segundo lugar es hule sintético, que compone la parte de las bandas de los neumáticos. En tercer lugar está el negro de humo, que es lo que le da el color a los neumáticos.

Sílice

Luego de los componentes principales se encuentra el sílice, usado como agente de refuerzo para mejorar la duración. También encontramos aceite, que cumple el rol de suavizar el caucho. Antioxidantes son los siguientes en la lista, ya que inhiben la oxidación del caucho.

Azufre

Para las etapas finales del neumático está el azufre para brindar elasticidad al caucho, donde también encontramos el acelerador de vulcanización, quien ayuda a fabricar enlaces cruzados entre y caucho y azufre.

Poliéster

Ya para finalizar, el último componente del neumático es el poliéster y los cables de acero, que forman su esqueleto, generando formas geométricas y dan rigidez.

No podemos entregar una cifra exacta de cuanto se usa de cada material, porque los operadores reciben ayudas físicas para poder cargarlos y son los computadores los que crean las láminas que componen al neumático en el proceso de vulcanizado.

El complejo proceso de ensamblado

Antes de este proceso recién mencionado, se debe agregar la banda de rodadura, que es la parte de la llanta que está en contacto directamente con el suelo y que por medio de ella se transmite la tracción. Luego, van los cinturones de acero o pliegues de nylon, zona exterior de la estructura del neumático, y sirve para estabilizar y brindar protección.

Los neumáticos y su resistencia

Dependiendo si llanta es radial o convencional utilizan varios cinturones con cordones de acero y/o nylon para darle resistencia a la penetración y crear una base para la banda de rodadura para asegurar una superficie plana para una máxima tracción, vida útil y flotación.

Igualmente, se necesita la carcasa de acero y/o pliegos de nylon, esta es la parte interior de la estructura cuyas cuerdas se extienden de un talón al otro. El Innerliner o Butilo funciona como una cámara contra la pérdida de aire (si no cuentan con cámara emplea un revestimiento de goma multicapa con aditivos especiales para contener el aire de inflado dentro del neumático y separarlo de los cables de la cubierta del neumático).

Posteriormente está el talón, que es parte del neumático que entran en contacto con el aro, y garantiza la fijación del mismo. Después viene el alambre de talón, usado como anclaje de la cimentación de la carcasa, además mantiene el diámetro del aro.

Antes de finalizar está la pared lateral, costado de la llanta, empieza en donde termina el hombro, y aunque en la mayoría de los casos es el área más delgada de la llanta soporta las flexiones del neumático. Y por último el hombro, es donde termina la banda de rodadura

La vulcanización

Todas estas piezas se unen en la vulcanización, para así obtener el neumático. Y, dependiendo del modelo de la rueda, es el molde que se utiliza para marcar las especificaciones de cada uno.

Finalizada la vulcanización, los neumáticos pasan a inspección donde son revisados por una máquina y posteriormente chequeados por operadores para verificar si existe algún desperfecto.

Finalmente, son llevados al área de marcado donde se pintan con los criterios estipulados según cada firma automotriz.

Somos fabricantes

Recuerda que en Escapes Mendoza, también somos fabricantes. Puedes cotizar hoy tu proyecto, con fabricación 100% chilena, para enganches, silenciadores, parrillas y mucho más.

Deja un comentario